El nuevo obituario

Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Recientemente, Argentina aprobó la propuesta para legalizar el aborto en las primeras catorce semanas de embarazo, sentando así un precedente fundamental para toda América Latina. La marea verde gritó de júbilo cuando se dieron a conocer los votos a favor en el Senado argentino por un aborto seguro, legal y gratuito. En palabras de la Senadora Tagliaferri

No vamos a poder avanzar si seguimos imponiendo, si seguimos criminalizando, si seguimos estigmatizando y, sobre todo, si seguimos obligando a las mujeres a la clandestinidad. No estamos imponiendo nada. Venimos a luchar para que nos dejen de imponer a nosotras. Queremos romper los modelos que nos vienen imponiendo hace años. El proyecto de la maternidad debe ser elegido, no puede ser impuesto


Gracias a las mujeres que luchamos por el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, porque la maternidad será deseada o no será

Hace 49 años, Ellen Peck escribió una columna para el New York Times titulada Obituary: Motherhood, en ella señalaba que la maternidad había muerto como símbolo, como rol de vida, como institución sagrada. Las causas: la sobrepoblación, así como el deseo de vivir libres como personas y no como cuidadoras de la infancia. La maternidad era inevitable. If we are to survive, non‐parenthood must truly become an option that society in general accepts, respects, and —yes— encourages


La decisión del estado de nuestros úteros solo nos concierne a nosotras, la ampliación de nuestros derechos y justicia reproductiva al Estado. El nuevo obituario será al de los modelos heteropatriarcales de imposición sobre nuestro cuerpo, aquellos modelos que no solo romantizan la narrativa de la maternidad sino que obligan a hacerlo de manera clandestina y en condiciones no seguras. La maternidad elegida es y será una de las grandes defensas y logros del feminismo para el 2021. 


Sin embargo, es tarea de todxs seguir y acelerar el proceso de deconstrucción de narrativas heteropatriarcales, algunas mujeres hemos comenzado a cuestionarnos si queremos o no ser madres, -reconociendo todos los privilegios que ello implica-, algunas hemos elegido no serlo, con todo y que sigue siendo tema de interés de muchxs. Reitero y hago énfasis, la decisión sobre nuestros cuerpos es solo nuestra, y ahí empieza nuestra liberación.


Por un 2021 más feminista y con una marea verde recargada. 


Si quieres saber más del movimiento childfree by choice, escríbeme por IG a @iran_ben   

_

1Aunque haya hombres como Harry Siegel que escriben Why the Choice to Be Childless is Bad for America. Además en inglés hay una gran diferencia y distintas implicaciones entre ser una persona Childless y Childfree by choice.